Fotografias de autor

LIMITE POR AUTOR, 4 IMÁGENES POR DÍA, SI SUBÍS UNA SERIE EL LIMITE ES DE 6, MUCHAS GRACIAS!

martes, 13 de diciembre de 2016

Edward Hopper, el pintor de la soledad .

Edward Hopper: 

el pintor de la soledad 









(Nyack, 1882 - Nueva York, 1967) Pintor y grabador estadounidense. Se formó en la School of Art de Nueva York y hasta 1920 se dedicó a la ilustración y al grabado. Es uno de los máximos representantes del realismo estadounidense. 











Sus obras se caracterizan por la simplicidad geométrica (Domingo por la mañana temprano, 1930) y por el tratamiento de los personajes, paralizados y aislados en el paisaje urbano (Autómata, 1927; Noctámbulos, 1942).



Cuadro famoso del artista Edward Hopper, la obra muestra una mujer sentada en la cama de la habitación de su hotel, evoca la soledad y frialdad de la mañana, inspiración muy frecuente en Hopper.














En  la obra de Hopper la representación de escenas contemporáneas en que la visión de un mundo deshumanizado y la incomunicación de los seres que lo pueblan parecen ser los temas principal
cuya expresión el artista supo reforzar mediante el uso de frías líneas rectas y formas geométricas, y distanciando mediante grandes espacios vacíos las figuras humanas, de rostros difusos, o genéricos e inexpresivos.

















 En Habitación en Brooklyn (1932), no podemos ni siquiera ver el rostro de la mujer, que cose frente a una ventana a espaldas del espectador,
dentro de un conjunto que transmite, con su vacuidad, sus líneas rectas y sus apagadas tonalidades, una melancólica impresión de soledad y aislamiento.











Otro de los cuadros más justamente apreciados de Edward Hopper es Nighthawks(1942), literalmente, Halcones de la noche, aunque suele traducirse como Noctámbulos o Aves nocturnas.
Para su realización, el artista se inspiró en un restaurante situado en la esquina de la avenida Greenwich de Nueva York y también, según algunos comentaristas, en el relato corto de Hemingway Los asesinos.











Pintor de la luz y del silencio, como a veces se le ha definido, Hopper parece recrear aquí la atmósfera del cine negro de la época, el de las novelas de Raymond Chandler. El efecto, a la vez que poético, contiene una innegable carga inquietante.






















Imágenes urbanas o rurales, inmersas en el silencio, en un espacio real y metafísico a la vez, que comunica al espectador un sentimiento de alejamiento del tema y del ambiente que le rodea.

3 comentarios:

  1. Tesi, tu trabajo es magnífico, los silencios y soledades de las obras son impresionantes, gracias por presentarnos a este gran artista, no lo conocía, si algunas de sus obras pero no en profundidad!!!

    ResponderEliminar
  2. Excelente informe de este talentoso pintor

    ResponderEliminar

deja tu comentario gracias!