Fotografias de autor

LIMITE POR AUTOR, 4 IMÁGENES POR DÍA, SI SUBÍS UNA SERIE EL LIMITE ES DE 6, MUCHAS GRACIAS!

viernes, 24 de marzo de 2017

Paulo Nozolino, negro muy oscuro.

Retrato de Paulo Nozolino realizado por Jorge Ontalba



Paulo Nozolino es un fotógrafo portugués (nacido en Lisboa en 1955, donde vive y trabaja), 
ha viajado incansablemente por el mundo con su Leica. Su viaje comienza  siendo muy joven, en los años 70, cuando se fue a vivir a Londres. En los 80 se fue a Paris donde vivió durante los 90. Este fue el inicio de una serie de viajes por el mundo árabe y por el resto de Europa después de la caída del muro de Berlín. 






Ha recibido numerosos premios incluidos el Kodak Prize en Portugal y el Leica Foundation Award en Francia. Podemos destacar entre sus libros monográficos: Bone Lonely (Steidl, 2009); Far Cry (Steidl, 2005) y Penumbra (Scalo Publishers, 1996), donde refleja sus preocupaciones políticas  y los cambios sociales. Para èl, el libro es el objetivo final de su trabajo.







Nozolino Habla mucho sobre lo que para èl significa la fotografía. La siente de la misma manera que siente la vida, la utiliza para comprender tanto el mundo como a si mismo y lo lleva a los limites de sus interrogantes, sus respuestas y sus experiencias. Es su forma de comunicarse con el mundo. Reconoce que la fotografía le salvo la vida en un momento  muy autodestructivo. Nos convertimos en aquello que en lo que nos queremos convertir a base de tomar decisiones,  precisamente la fotografía consiste en tomar decisiones.  Si conservamos la curiosidad permanecemos siempre jóvenes.



Paulo  pide que reflexionemos sobre lo que es realmente importante para nosotros, que no perdamos la oportunidad de fotografiar aquellas personas que realmente nos importan, que estemos alerta a lo que nos rodea, a todos esos pequeños detalles cotidianos de nuestro entorno y que entonces nos planteemos, ¿Cómo puedo mostrar respeto a  todo esto? Se trata de convertir en extraordinario aquello que parece banal. Es el estado del espíritu del fotógrafo lo que debe de ser inmediato en la percepción del espectador.



El asegura que no hay que intelectualizar demasiado la fotografía. Hay que asumir riesgos y considerar la vida como un enorme escenario.



El momento sagrado en el que se aprieta el disparador para hacer una foto se ha perdido, según Paulo, en la era digital. Es cierto, tomamos demasiadas fotografías y sin demasiado cuidado, esto acaba siendo un gran problema a la hora de la selección y la edición, aunque con lo digital también borramos muy deprisa y perdemos errores que en otro momento puedes considerar geniales.







En su trabajo no hay espacio para la condescendencia. Su mirada es oscura, la destrucción es destrucción, la muerte es muerte y los negros muy negros.




3 comentarios:

  1. Excelente informe!!! ya lo conocía y sigo su obra!!!!

    ResponderEliminar
  2. Laura, gracias por hacernos conocer este artista, yo no sabía de él. su obra inquietante y dramática. Gracias por tu informe. Bss

    ResponderEliminar

deja tu comentario gracias!