Fotografias de autor

LIMITE POR AUTOR, 4 IMÁGENES POR DÍA, SI SUBÍS UNA SERIE EL LIMITE ES DE 6, MUCHAS GRACIAS!

domingo, 25 de septiembre de 2016

Sube a ver que hay allí arriba...?


El Machu Picchu







El soldado!

Fotografía Laura Jakulis.

La laguna....


Curiosidades - El inicio de la fotografía forense







Allan Pinkerton, tras mudarse a Estados Unidos se convirtió en el primer detective de Chicago, puso en práctica la fotografía criminal para reconocer a los delincuentes, disciplina que posteriormente sería llamada fotografía judicial y a la que hoy se conoce como fotografía forense.

Estructuras...


A Caballo a mi Expo


LA HISTORIA EN IMAGENES - La aventura de volar a Buenos Aires en 1946



Meterse en un avión de cuatro hélices para llegar desde Madrid a Buenos Aires en 1946, atravesando a baja altura las tormentas del Atlántico, a 450 kilómetros por hora, con 36 horas de vuelo, 3 escalas y pocas certezas no parece una aventura muy agradable. Pero sí lo fue para Francisco Botas, que tenía solo seis años (es el único niño de la fotografía) el 22 de septiembre de ese año, cuando su madre, gallega como él pero nacida en Chile, lo embarcó en el viaje inaugural y se lo llevó hasta Argentina para que conociera a su familia latinoamericana. “El viaje era duro y largo, pero es que en barco eran casi dos meses”, se ríe Botas en la embajada española en Buenos Aires, donde fue el gran protagonista de la conmemoración del primer vuelo comercial entre Europa y América Latina después de la Segunda Guerra Mundial.

JIRAFAS


Un Rayo Misterioso

Club Español de Rosario. Inaugurado el 9 de julio de 1916.

detalle equino


Conversaciones....


LOS CLÁSICOS: hoy veremos otro de los grandes fotógrafos, Alfred Eisenstaedt - Prusia




Alfred Eisenstaedt nació en Dirschau, en Prusia, el 6 de diciembre de 1898. Fue fotógrafo de la revista “Life”, y es considerado el padre del fotoperiodismo moderno.















Para su cumpleaños número 14 recibió una Kodak Eastman no. 3 de parte de su tío. Desde ahí la fotografía se convirtió en una pasión, y luego se convirtió en uno de los fotógrafos más famosos de la revista “Life”.


Se alistó en el ejército en la edad de 17 años, fue herido de gravedad  en una pierna durante el mes de  abril de 1918.










Pocos años después, en 1922, después de tener una garantía financiera como  comerciante de hebillas y botones, compró su equipo fotográfico, y a continuación, comenzó a desarrollar sus propias fotografías en el baño de la casa.


Eisenstaedt tuvo el éxito suficiente para convertirse en un fotógrafo de tiempo completo en 1929.
Comenzó a trabajar como freelance para Pacific and Atlantic Photos (que se convirtió Associated Press). En ese período utilizó una Leica 35 mm.


El beso en Times Square

Sus temas eran políticos, artistas famosos y eventos sociales, como la temporada de invierno St. Moritz.
Fue invitado a Italia en 1933 con el fin de inmortalizar la primera reunión entre Hitler y Mussolini. Dos años después de que Hitler llegara al poder, Eisenstaedt se mudó a Estados Unidos.
Junto con Margaret Bourke-White, Thomas McAvoy y Peter Stackpole, participó en el “Proyecto X” en Nueva York, esta fue organizada por la revista Time.






La primera edición de la revista “Life” dedicó 5 páginas a las fotografías de Eisenstaedt y en la segunda semana de la revista, su fotografía de la academia militar de West Point estuvo en la portada. Eisenstaedt documentó América durante los años de conflicto, así como su crecimiento y renacimiento después de la depresión de la década de 1930.





Se convirtió en ciudadano estadounidense en 1942. Llevó a cabo una serie de misiones en varios países alrededor del mundo, sus fotografías registraron situaciones irrepetibles en los años de la posguerra.



Eisenstaedt tuvo más de ochenta de sus fotografías en la portada de la revista “Life” en los años que siguieron, y él continuó recibiendo un mayor reconocimiento por su trabajo. La ciudad de Nueva York le dedicó un día en su honor “Alfred Eisenstaedt Day”, y recibió la Medalla Presidencial de las Artes y el Premio Master de Fotografía en 1988.



Él continuó trabajando para la revista “Life”, instalándose en su despacho, a sólo cinco cuadras de su casa

Alfred Eisenstaedt falleció en Nueva York el 24 de agosto de 1995.

De todo un poco... Ana Vaccari