Fotografias de autor

LIMITE POR AUTOR, 4 IMÁGENES POR DÍA, SI SUBÍS UNA SERIE EL LIMITE ES DE 6, MUCHAS GRACIAS!

lunes, 20 de febrero de 2017

Pictorialismo o fotografía impresionista


The Pond-Moonlight, fotografía de Edward Steichen, 1904

  
  El Pictorialismo es un movimiento fotográfico que trata de imponer a la fotografía como obra de arte, que se desarrolla a nivel mundial (aunque principalmente en Europa, Estados Unidos y Japón) entre finales de los años 1880 y el final de la Primera Guerra Mundial. El nombre del movimiento deriva del término inglés picture (imagen, cuadro, pintura, fotografía) y no de paint (pintura).

  Para el grupo de fotógrafos que lo conformaron, el Pictorialismo supone hablar de una imagen distinta al mero registro de la realidad. Surge como una reacción a la “fotografía de aficionados” considerada vulgar y nacida con la comercialización de la cámara fotográfica Kodak y su sistema de revelado y copiado en laboratorios industriales, que se extiende rápidamente por  todo el mundo en tanto no se requerían conocimientos técnicos para su uso. También se contrapone a la “fotografía academicista” que surge en el marco de los primeros debates acerca del status artístico de la fotografía, en la década de 1850, donde predominaban las posiciones que negaban el valor artístico de la fotografía, apoyadas principalmente en el argumento del carácter mecánico de la operación o la ausencia de una sensibilidad e inteligencia detrás de la cámara. Las academias dan lugar a un género fotográfico que surge precisamente para servir de apoyo al estudio de desnudos y otros temas para los pintores de la época. En el Pictorialismo se reivindican los valores propios de la fotografía para la realización de obras de arte en plena igualdad con otras disciplinas artísticas (pintura, escultura, arquitectura).




The White Sail, fotografía de Alvin Langdon Coburn.


  Los fotógrafos de este movimiento se definen como artistas alineados con las teorías del Romanticismo propias del siglo XIX, las cuales destacan la sensibilidad e inspiración de los autores y otorgan un papel secundario a la técnica.
  
  Se distancian de la realidad para que sus fotografías sean sólo imágenes y no una mera reproducción de la realidad, motivo por el cual buscan deliberadamente el desenfoque o efecto floue, también llamado foco suave que consiste en un desenfoque buscado en la imagen o pérdida de la definición con un fin artístico, que provoca una redirección de las luces altas que invaden la zona de las sombras y suavizan los contornos de la imagen, con cierto aspecto neblinoso.  
  
  La resolución plástica derivada de la imagen borrosa y los temas que eligen los Pictorialistas, señalan una fuerte influencia del Impresionismo. Entre los temas se destacan el paisaje en días nublados, de lluvia, de niebla o sea todos aquellos en los que los agentes atmosféricos no permiten que las imágenes sean nítidas; los retratos son principalmente de figuras femeninas, poco nítidas, en forma de alegorías, puestas en escena y poses clásicas.



The Manger, fotografía de Gertrude Kasebier, 1899.


¿Qué técnicas utilizaban para lograr el efecto deseado?  Entre la escena a fotografiar y la cámara muchos autores colocaban filtros, pantalla y demás elementos que impedían ver claramente, objetivos antiguos muy imperfectos (con aberraciones esféricas u otras) y en algunos casos recurrían a la cámara estenopeica, sin objetivo. Además utilizaban juegos de luces y sombras.

  La mayor parte de las manipulaciones eran realizadas en la fase de revelado y especialmente en la de positivado de la imagen, donde utilizaban técnicas como la impresión al carbón, bromóleo, la goma bicromatada o el agregado de otros pigmentos a las emulsiones buscando hacer las fotografías similares al dibujo o al grabado, además empleaban papel especialmente elegido. Como consecuencia de estos experimentos surge la denominación general de “impresiones nobles”, las cuales por el tratamiento que recibían nunca resultaban iguales entre sí a pesar de partir del mismo negativo,  esta característica reforzaba la pertenencia de las obras pictorialistas al mundo del arte.



Winter-Fifth Avenue, fotografía de Alfred Stieglitz, 1892.


Referencias:

Fontcuberta,Joan (2003). G.Gili,ed. Estética de la Fotografía, Barcelona
Stieglitz, Alfred (1907). Simone Philippi, ed. Camera Work. The complete ilustrations 1903-1917, Colonia, Alemania.









3 comentarios:

  1. Fantástico informe Mercedes gracias por hacernos aprender un poco mas.

    ResponderEliminar
  2. Mercedes un precioso trabajo nos compartís,yo no conocía este movimiento,me encantan esas pinturas, sobretodo la última con una bella textura , en esa época! Gracias por tu aporte. !!!!

    ResponderEliminar
  3. que maravilla Mercedes!!! me encanta! hoy hay toda una corriente de este estilo, tal como la fotografía Estenopeica tan de moda, con resultados bellisimos!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar

deja tu comentario gracias!