Fotografias de autor

LIMITE POR AUTOR, 4 IMÁGENES POR DÍA, SI SUBÍS UNA SERIE EL LIMITE ES DE 6, MUCHAS GRACIAS!

martes, 31 de mayo de 2016

A través de la persiana.


                                                                                       Córdoba-Otoño 2016

Ellas.





Meat war


Fervorosa seguidora de Arte BA


Oscar Andrade Fotografía.



El mundo a través de Caterina Belkina



La artista visual rusa Catalina Belkina, crea imágenes que son a la vez realistas y oníricas. Dispone varios elementos fotográficos en una imagen, que después son manipulados por medio de Photoshop y realzados, en ocasiones, con herramientas de pintura tradicionales, tales como carboncillo, pintura y lápiz.



A pesar de que está en desacuerdo con los estereotipos artísticos del arte masculino y femenino, Belkina posiciona su trabajo desde un punto de vista femenino, en la quintaesencia del pensamiento humano y la emoción. Belkina invita al espectador a entrar en un mundo interior, para observarlo con ojos de mujer, un mundo que tiene su propio estado de ánimo y su propia lógica.



Banda callejera 2


Fabrica Abandonada -Pilar



jirafas fondo verde


la lagrima


Quienes nos miran en Atrapados por la Imagen?

EN EL MES DE MAYO




Argentina

Estados Unidos

Francia

España

Alemania

Irlanda

Portugal

Polonia

Chile

Rusia

México

Paises Bajos

Uruguay

India

Emiratos Arabes



Espejo de agua

"El Pibe de Azcuenaga"


Charly en San Telmo IV


El hombre y su entorno natural: No signal (Sin Cobertura)



Brice Portolano es un fotógrafo autodidacta especializado en paisajes y fotografía 
documental.   Residente en  Paris. Tal como él mismo indica, en su trabajo le gusta mostrar al ser humano en entornos naturales viendo la conexión existente entre ambos. 



A través de su  proyecto visual conocido como No Signal (Sin Cobertura), el fotógrafo comparte las notables historias de personas que han elegido escapar de un estilo de vida altamente urbanizado y volver a conectar con la naturaleza.



Arctic Love es el primero de cuatro notables foto-ensayos. En esta serie, sigue a una joven llamada Tinja que vive a casi 290 km. de la ciudad más cercana. Portolano ha documentado su distintivo estilo de vida en el desierto helado, donde cría perros de trineo y vive de la inquietante y bella tierra finlandesa.




Tinja, su protagonista, sobrevive  fuera de la civilización, cocinando en un horno de leña, usando velas para iluminar su casa, y yendo a buscar agua a un río donde tiene que romper la superficie helada cada mañana. Esa es su vida, y ella adora la paz que ha encontrado en la soledad de la naturaleza.




Disfruta trabajando con sus perros, alimentándolos, limpiando sus jaulas y ejercitándolos por tandas través de la tundra, pero no mantiene a los animales con ningún fin comercial.



Unida a Alex, un ex esquiador profesional que también aprecia el estilo de vida aislado, Tinja se contenta con vivir con la naturaleza y los animales como compañeros inseparables. La joven se inspira en la tierra salvaje del ártico, explicando: "No deseo cosas materiales. La naturaleza me proporciona todo lo que necesito".




Portolano ha documentado historias similares de otras personas que han tratado de volver a conectar consigo mismos, al retirarse a la naturaleza, incluyendo a un hombre en Utah que cultiva toda su comida y  a un saltador de gran altura (Cliff Diving) de Francia.




A través de su proyecto, el fotógrafo ha experimentado múltiples formas de vida singulares, ya que él mismo se sumerge en el estilo de vida de sus sujetos con el fin de comprender mejor sus fascinantes historias. 



Portolano está trabajando para convertir No Signal en un documental y un libro tras completar la serie.






Fotografias en este informe: copyright Brice Portelano

Keep Exploring - Brice Portolano from Mathieu Le Lay on Vimeo.

otra de lluvia


lunes, 30 de mayo de 2016

En los días de lluvia el sol es un intruso imperdonable


Alegría en la Plaza por la diversidad!!


Sigue el baile...


Visiones en Recoleta.


Clown...


Rios de vida


ROBERT FRANK SOBRE LA FOTOGRAFÍA.

“Cuando la gente mira mis fotografías, yo quiero que ellos sientan lo mismo que cuando leen dos veces la línea de un poema.”

Robert Frank.



© Robert Frank

CRUCIFIXIÓN 2.0


Verdes

El Show... (La Ideal antes del cierre)


de la catedral de salta


de la catedral de salta


ARTES PLASTICAS: HIPERREALISMO DESDE LA REPUBLICA CHECA



Karel Balcar (1966) es un pintor checo. Muchos de sus cuadros plasman temas grotescos o sadomasoquistas, y a menudo retratan sentimientos de ansiedad.


Este autor dedicado exclusivamente a la pintura figurativa demuestra a menudo solamente partes de figuras en entornos inciertos. Precisa y  obsesivamente  presenta fragmentos de historias negras, momentos extremos, como la muerte.

Balcar estudió en la Universidad Técnica Checa de Praga (1984-1985) y en la Universidad de Economía de Praga (1986-1987). En 1992 se inscribió en la Academia de Bellas Artes y se graduó en 1999, posteriormente realizo estudios con el profesor Zdeněk Beran. 


La mayoría de sus exposiciones desde entonces han estado en Praga, incluyendo lugares como el Palacio de Liechtenstein, el Ayuntamiento y el Rudolfinum  y también en las ciudades de Brno , Hradec Králové y en el Centro Checo de la ciudad de Nueva York .
Vive y trabaja en Praga.


Lo que considero importante que pinto: especialmente las cosas importantes que me fascinan.


Un enfoque orientado a la selección, a la concepción de la pintura representativa, el tipo de orientación especializada, junto con un contenido típico, distingue la obra de Karel Balcar de la mayoría de la producción de la corriente principal en la República Checa - una convicción que ha sido confirmada por todas las exposiciones en las que ha participado.

Sin embargo, cuando uno intenta explicar lo  se refiere a los eventos recientes y contemporáneos de la escena pluralista, ricamente estratificada del arte moderno en el mundo, se puede decir con conciencia limpia que hay en su trabajo un contexto completamente evidente y a la vez contundente.


En su publicación voluminosa "Arte Hoy" Edward Lucie-Smith escribe en uno de los varios capítulos dedicados a la pintura de representación: Uno de los más sorprendentes cambios provocados por el desarrollo del arte en los últimos treinta años es que muchos artistas se han detenido, una vez más, a examinar el pasado premodernista.


"Los artistas contemporáneos han hecho un descubrimiento interesante: como resultado de la brecha entre el arte del siglo XX  y el arte de un pasado lejano, han encontrado que tienen algo en común con todas las obras de los maestros de la antigüedad - la diversidad -  tal como alguna vez se atribuìa únicamente al arte que no era de origen occidental "



Algunos - en su mayoría jóvenes - artistas están fascinados por esta situación absurda.  Han comenzado a relacionarse con sus propias tradiciones europeas como si fueran algo remoto y casi extranjero. Como una consecuencia directa e indirecta del escepticismo colectivo hacia perspectivas de la civilización contemporánea, es posible encontrar la clave en un gran número de artistas de hoy en día la tendencia de las regresiones para formar la representación, y los componentes legítimos que son también un camino que conduce a la exploración de la memoria pictórica.

La obra de Karel Balcar se puede categorizar entre estos esfuerzos contemporáneos, que en realidad han aparecido a lo largo del curso de la segunda mitad del siglo, y que se basan en las tradiciones del clasicismo, el manierismo y el ilusionismo principalmente barroco. 


La pintura figurativa es, como lo ha sido desde el principio, una cuestión de destino para Karel Balcar. Él se ocupa de ella de una manera consciente y programada.



Parece inverosímil que el propio Karel Balcar, que pertenecía a una especie rara de talentos en la universidad, entre los cuales la obstinada búsqueda de la liberación personal, se haya mantenido lejos de la vanguardia por los problemas de la técnica en sí. Dicha liberación se convirtió en su fuerza impulsora en la superación de dificultades, que simplemente han capitulado ante su voluntad.


Hoy en día, Karel Balcar controla los medios adecuados de pintura en un grado tal, que es capaz de manipular para que se adapten a su propia imaginación no convencional. Es capaz de generar jirones de cuentos sombríos en sus cuadros, en los que aparecen  los espíritus de renovadas tendencias del romanticismo, multiplicadas por los acentos de agresión estilizada y sombría. Al mismo tiempo se las arregla para evitar efectos de mal gusto de la fantasía o cualquier simulación, lo cual es particularmente notable – ya que no tiene que desviarse ni siquiera hacia  un indicio de estilización simbolista banal y vacía. Los torsos de figuras aisladas, a menudo en un entorno ambiguo, se convierten en tipos de fantasmas solitarios de la realidad ajenos a sí mismos, figuras de ajedrez en un juego sin terminar.


 Es probable que por esa misma razón es posible sentir un desprendimiento distinto, delineando este trabajo como regla posmodernista. La práctica, formas herméticas de forma real al crear una barrera entre el escenario y el publico. Al observador no se le permite participar. Es como si un legado del clasicismo estuviera operando aquí.