Fotografias de autor

LIMITE POR AUTOR, 4 IMÁGENES POR DÍA, SI SUBÍS UNA SERIE EL LIMITE ES DE 6, MUCHAS GRACIAS!

viernes, 12 de mayo de 2017

Elfs y el anillo de artk


El texto y la imagen es una creación compartida a la distancia de ambos autores (ver créditos mas abajo) quienes someten a la paciencia e indulgencia del público su conjunta creación, acortando las distancias físicas, hemos sacado el mejor provecho posible de las nuevas tecnología para vuestro deleite. Gracias por pasar si esta obra ha llamado su atención. Excelente viernes, mini sábado, y fin de semana 

Elfs y El Anillo De Artk

32 AK 9 era la secuencia escrita en aquel viejo y amarillento papel, en las páginas de un libro olvidado que hablaba sobre la ciudad de Erks, seguramente su antiguo dueño lo dejo allí antes de morir pero ¿qué significaba? 

Como llegó este hasta mí y en los problemas en los que me vi envuelto es lo que voy a relatar a continuación mientras la lucidez todavía me lo permite. 

En la vieja biblioteca de mi tío David Castejón encontré un libro, empolvado por el tiempo. No había nada de raro en él salvo lo escrito anteriormente 32 AK 9. ¿Qué diablos quería decir eso? Escudriñando sus hojas encontré la leyenda en diferentes lugares. Llegué a pensar que podría ser una extraña broma de mi tío, viejo ermitaño loco, coleccionista de rarezas, que vivía retirado del mundo en Capilla del Monte. Recuerdo que en las noches, cuando chicos, nos solía contar de sus aventuras en el cerro Uritorco y de sus charlas con los habitantes de la ciudad de Erks. Solía decir, en su retahíla de locuras, que poseía la mayor colección de armas de asesinatos famosos, una colección de pisadas de aparecidos única y su pieza más preciada, la famosa foto de Hitler sin bigote besando los pies de la imagen de yeso de Jesucristo. Tenía además un cuadro del período cubista de Picasso pintado y firmado por Dalí entre un sin fin de cosas más. ¡Viejo borracho embustero cuenta cuentos! 

Hacía ya tres años de su partida. ¿Por dónde comenzar? ¿A quién le podía preguntar qué significaba todos esos símbolos y números? Algunos ya ilegibles. 

Se me ocurrió comenzar por saber cómo fueron sus últimos días, así que me dí a la tarea de hablar con los vecinos y gente cercana a su persona, pero todos expresaban lo mismo “era un loco borracho cuenta cuentos”. Todos menos Ana Sofía, ella tenía una imagen de mi tío David muy diferente a la de los demás; lo recordaba como un soñador y una persona muy fiel a sus creencias. Después de hablar varias horas con ella me dijo “lo que andas buscando lo encontrarás en el cerro Uritorco”. 

Sus palabras me intrigaron, más aun por la seguridad con que las decía, así que decidí ir al día siguiente. 

Por una extraña sensación que me dejo un sueño comencé por comprobar si lo que había escrito eran unas coordenadas y así emprendí mi mayor viaje de aventuras. 

Partiendo desde Capilla del Monte, sabiendo de antemano que se encuentra situada a 30º 51` de latitud sur y 64º 32` de longitud oeste, en el departamento Punilla comencé mi travesía. En el trayecto observe que el mojón del kilometro 32 no existía. Lo que me llevo a pensar que fuera lo que fuera el 32 debería estar entre La Falda y Valle Hermoso recorriendo desde Capilla del Monte hacia el Sur y en consecuencia pensando en el Norte llegaría desde Maza hasta San Marcos Sierra. 

Al llegar a La Falda me encaminé hacia lo profundo del cerro en la alta montaña. Ví con extrañeza una piedra semi escondida donde había una inscripción que decía 32 AK 9. Tallada en la misma. Me emocioné porque parecía estar bien encaminado. 

Recuerdo con certeza que después de pasar un grupo de rocas que viéndolas a lo lejos asemejaba una puerta, caminé 9 grados hacia el norte. A partir de ese momento me es difícil saber qué paso. 

Luego de caminar unas dos horas a pleno sol, casi deshidratado, creí escuchar una voz. Una voz que me guiaba no sé a dónde. Creí ver como el paisaje cambiaba y la atmosfera se iba tornando densa y pesada como si me fuera a faltar aire. Luego la voz me dijo “tranquilo sigue, la fatiga que sientes y la falta de aire es momentánea, solo es tu organismo que se está acoplando a su nuevo estatus”. Al observar el cielo no era azul como supuse. 
- ¿Donde estoy? pregunté a la voz que escuchaba (o creía escuchar) 
- Estas totalmente afuera, a trillones de años a la velocidad de tu imaginación o más rápido. Esta es la ciudad de Erks. 

Todo un vasto universo de energía carente de color y lleno de un singular resplandor me rodeaba. Indefinible. Colmado de energía y de una aterradora belleza. 

Quizás no fui digno de conocer tan maravilloso lugar porque me encontré en las afueras de la vieja carretera con la sensación de haber salido de un profundo sueño. Para mi sorpresa tenía puesto un anillo. Apenas lo vi una voz interna me dijo “Es el anillo de Artk, cuídalo”. 

Hace ya 3 años de todo esto y algo extraño está sucediendo últimamente. El anillo resplandece al caer la tarde. Y ayer al contemplar la tarde desde la ventana. Un rayo de luz se desprende él. Y observando bien me dí cuenta que apunta hacia el cerro Uritorco…. 

Foto: Miguel Fernandez Medina (Elfs) y Hernan Livio 
Texto: Miguel Fernández Medina (Elfs)

Fragmentos de: "Los cuentos que yo cuento"
De: Miguel Fernández Medina (Elfs)
M.F.M

© copyright 2017
Prohibida su reproducción y modificación sin permiso del autor
artículo 138 de la ley de derechos de autor

6 comentarios:

  1. Excelenteeeeee!!!!! me encanto el trabajo en conjunto con Hernán Livio!!!! estas son las maravillas que logra la tecnológica hoy, nos acerca aunque estemos lejos!!!!!!!! bravo por los dos y gracias por pensar en Atrapados!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Estupendo trabajo en equipo , felicitaciones

    ResponderEliminar
  3. Buenísimo relato!!!! Cuánto habrá de cierto en esta búsqueda de civilizaciones ocultas y paralelas!! Excelente la imagen que lo ilustra!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mercedita,quien dice que todo esto no sea verdad? jejejejeje abracitos

      Eliminar

deja tu comentario gracias!